Arxiu Històric Municipal. La historia está en nuestras manos.

¿Cómo empieza una guerra? Los libros de historia nos dicen que al principio de todo hay una explosión, un disparo. Un país invade a otro, alguien muere, mueren cientos o miles. Pero no es cierto. Las guerras empiezan mucho antes del primer disparo. Se van fraguando lentamente, con gestos y con palabras. Hasta que un día es demasiado tarde. La guerra ya es inevitable y entonces llega ese disparo, esa bomba que los libros de historia acabarán considerando, equivocadamente, el principio de todo.

Este fragmento pertenece a la ficción sonora Guerra 3, con la que su autor, el escritor José Antonio Pérez Ledo, supo trasladarme perfectamente con cada escucha al inicio de la Guerra Civil española.
Mí intención no es hablar de ella, sino de las condiciones en las que ha llegado a nosotr@s el legado a nivel documental de este periodo histórico que debemos salvaguardar. Hablaré en concreto, del estado tan lamentable en el que se encuentra el Arxiu Històric Municipal de Sta. Coloma de Gramenet del cual es responsable nuestro ayuntamiento y que se encuentra en el Museu Torre Balldovina.
Debido a los traslados, inundaciones y falta de rigor en la custodia documental, hemos perdido muchos documentos y otros muchos desaparecerán en breve si no ponemos los medios necesarios para su conservación en condiciones óptimas.

Como usuaria me gustaría incidir en el hecho de que buscar documentación es una odisea. Más aún si compruebas que se te deshacen en las manos documentos que representan nuestro pasado, que contienen datos de nuestr@s familiares y vecin@s. Personas que si ya fueron ninguneadas durante cuarenta años por el régimen franquista, lo siguen siendo en la actualidad por la forma como tratamos su legado. Las pruebas de lo que sufrieron en su momento, ahora se pudren sin que se tomen medidas para evitarlo.
Mi primera gran sorpresa fue comprobar que la situación real del archivo no tiene nada que ver con la información que aparece en las webs del consistorio. De ellas se deduce encontrarte una documentación cuidada y protegida.

Después de esperar más de un mes para tener acceso a los documentos, lo que te encuentras es desolador:
– Un listado inacabado con documentación mal clasificada o sin clasificar, ya que hay documentos que a día de hoy no se han valorado.
– Carpetas en muy mal estado, repletas de hongos y óxido de las grapas y clips que aún mantienen,
– Documentos que desde que padecieron humedades no se han tratado, existiendo una normativa estatal y medios para hacerlo.
– No existe la figura del responsable técnico del archivo.
– No se han digitalizado ni tratado los documentos que con el paso del tiempo y las humedades padecidas están repletos de hongos, muchos de ellos se deshacen en las manos.
Creo que es necesario denunciar esta situación y exigir condiciones óptimas ante la desprotección de nuestro legado. La historia está en nuestras manos.

Noemí Quin, activista d’En Comú Podem Santa Coloma