Malos tiempos para la lírica

“El día o la noche en que por fin lleguemos
Habrá que quemar las naves” Mario Benedetti

Día -1

Es viernes por la tarde y hay presentación del nuevo disco de mis amigos de DePop, ya han decretado el Estado de Emergencia y mañana tendremos que estar confinados.

La incertidumbre y cierto miedo generalizado hacen que el aire de la sensación de estar más denso, como si costará más inspirarlo.

Día 0

Nunca había tenido dolor de espalda, ni tampoco ciática, debe ser una señal. La primera semana me quedo teletrabajando.

Quizás es una buena oportunidad para poner en orden las poesías en castellano, las poesías escritas en catalán, comenzar aquel relato que está en la cabeza desde hace unos cuantos años, y que de vez en cuando retorna a la mente, como llamando a la puerta para salir.

Día 3

Inicio la colaboración con Boca Radio, programa La Mascarilla en Streaming que conduce Dani Míster Rodriguez. Un corte de voz donde incluyo una escena de una película y finalmente una poesía con alguna relación con la película.

Primera Semana

En casa, cuatro paredes, es un buen momento para leer el último libro que compré para Sant Jordi, ‘Sueños Polares’, o quizás ‘Por el bien del Imperio’ de Josep Fontana con más de 1.200 páginas (casi 200 de bibliografía).

Veo que hay una oferta de Disney Chanel, una semana gratuita, veré The Mandalorian y la última última de Star Wars. De Mandalorian solo dan un capitulo a la semana y de una duración de unos treinta minutos y la de Star Wars todavía no la han estrenado. No hay mucho más contenido interesante, a no ser que tengas entre 0 y 12 años y te guste la Sirenita.

Voy compartiendo en Facebook poesías y fotografías antiguas, alguna nueva, versos muy de neblina, poco relucientes.

Segunda Semana

He vuelto al trabajo, poca gente circulando y distancia entre compañeros, se agradece ver el amanecer, las nubes y el puerto lleno de barcos sin salida.

Si te das de alta en Amazon Prime, tienes un mes gratuito, ya estuve de alta en Diciembre pero hago una trampilla y entro con email diferente. Esta la cuarta temporada de The Expanse, las tres anteriores me parecieron muy completas y la tensión entre cinturonianos, marcianos y terrícolas da mucho juego. También está la serie inspirada en las novelas negras de Michael Connolly, ‘Bosch’.

Sigo conciertos en Streaming de grupos y cantantes de Santa Coloma, hemos de apoyarnos.

Sexta semana

Varias series más de Amazon, Hunters con Al Pacino, y alguna película, fin de la suscripción. Vuelvo a HBO, se está acabando La conjura contra América, una distopía basada en un libro de Philip Roth, si Charles Lindbergh el aviador, conocido filonazi hubiera ganado las elecciones en Estados Unidos, y en FOX la última temporada de Homeland.

Todo está parado, parece que ni el viento se mueve, hasta las 20h donde el Parc Fluvial junto al río Besòs se llena. Como dirían Golpes Bajos, son malos tiempos para la lírica, y aunque quizás este confinamiento sea inspirador, solo me inspira desolación.

Inicio de Fase 1

No he recopilado poesías, no he leído los libros. Pero si he iniciado el relato en prosa, pagina 22. Algo sí que ha florecido.

 

Suma y sigue…

La situación de la cultura en este momento es preocupante, los cantautores, escritoras, pintores, escultoras algunas habrán tenido inspiración en estos momentos difíciles y tiempo para la creación, aunque se ven frustrados e impotentes de no poder exteriorizarlas, y algunos llevan mucho tiempo sin ingresos.

Porque, seamos claros, el Streaming no es una alternativa a las propuestas en directo. Las plataformas de Streaming, nos pueden salvar un día, pero no nos salvaran la vida. Son negocios tecnológicos, no muy diferentes a Cabify, Uber o Amazon.

Son innumerables también los profesionales que desde las artes escénicas a la música, se ven privados de ingresos, no solamente aquellos que vemos, que son protagonistas, sino todas aquellas profesionales  ‘invisibles’ que hacen posibles los espectáculos, los montadores de escenarios, los técnicos de luz, las técnicas de sonido.

Y hemos de poner en primer plano a la cultura popular, los artistas que a nivel local se dejan la piel ante 5, 10, 15 espectadores, las editoriales que se arriesgan a tener pérdidas porque saben que va la vida en ello.

Y sabemos que se puede hacer más por defender a los pequeños creadores, a las salas que ponen a su disposición espacios para la difusión. Se puede hacer más para la concienciación social, para que los vecinos y vecinas hagan suyas las propuestas culturales y las defiendan sabiendo que son mucho más importantes que un partido de futbol.

Hay que añadir el ataque sin precedentes a la cultura que supuso el IVA cultural del 21%, actualmente en el 10%. Fue un ataque ideológico de los gobiernos de la derecha y en estos tiempos solo puede compensarse con la anulación del IVA cultural, es decir al 0%.

El mundo de la cultura es uno de los que más sufre y más ha sufrido. Y, sin embargo todas sabemos que sin ella no somos, porque la cultura nos da los elementos para afrontar los días tristes y para hacernos felices, para conocer un mundo desconocido o para llevarnos a galaxias lejanas.

Cultura, educación y ciencia son pilares fundamentales para la construcción y cohesión social, piedras angulares del desarrollo humano, y demasiadas veces las olvidadas en los presupuestos, pues no se les da la prioridad imprescindible.

Cuando una sociedad invierte más en presupuestos militares que en apoyar a la cultura o a la educación pública se está definiendo a ella misma.

Ángel Pla es poeta y activista d’En Comú Podem Santa Coloma