Dignifiquemos los barrios mediante la cultura

El arte y la cultura, en general, se suelen situar en segundo, tercer o último lugar cuando se priorizan las políticas locales, olvidando u obviando, su potencialidad y la capacidad de éstas para poder construir, no solo identidades, sino también políticas sociales y de cohesión. Aquellos que sitúan estas políticas como un lujo superfluo que no todos nos lo podemos permitir, son los que las querrían mantenerlas sólo para las élites, como si sólo estas pudieran o supieran apreciar la belleza y evitar, así, la crítica social que se hace desde las mismas.

Muchas veces, y en Santa Coloma de Gramenet lo sabemos bien, los ayuntamientos apuestan por grandes formatos, por atraer a famosos y festivales con presupuestos abultados, despreciando, por omisión, el arte callejero o el arte creado por colomenses. Pero en cambio, un buen ejemplo de como el arte callejero puede convertirse en un nexo de unión para la dignificación de nuestros barrios lo ha demostrado el Corefestival, el cual mediante grafitis ha recuperado espacios urbanos degradados y los ha convertido en auténticas obras de arte, puro arte conectado con la dignificación del espacio y del barrio.

Pero además, la cultura o las culturas del día a día pueden servir para cohesionar socialmente una ciudad plural y mestiza como la nuestra. Proyectos como el que ha significado el Grup de Joves Singuerlín nos demuestran como se puede crear barrio y en consecuencia ciudadanía a través de proyectos sociales donde en el centro de estos se sitúa la cultura, o mejor dicho, las culturas en plural, porque la mochila individual, la colectiva, los simples gustos y la diversidad nos permite crear desde múltiples disciplinas y enfoques.

En estos momentos donde hay quien nos quiere desunir utilizando identidades culturales excluyentes debemos reivindicar las culturas que nos cohesionan socialmente, que se enriquecen y que permiten acercar el arte a pie de calle. La democratización de las culturas y del arte nos permite leer nuestro contexto desde una visión crítica, haciéndonos, además, menos vulnerables a las manipulaciones y a las mentiras mientras construimos ciudadanía. Es por todo ello que las políticas culturales municipales deben ser una prioridad y un motor para dignificar nuestros barrios, no sólo urbanísticamente, sino también socialmente.

“Tomen la educación y la cultura, el resto se dará por añadidura.” A. Gramsci

Jonatan Fornés, candidato número 1 a las elecciones municipales y miembro del área de organización de En Comú Podem Santa Coloma